PURA MIEL DE ROBLE 1 KG.

8,30

SU PROCEDENCIA

La miel de roble es producida por las abejas como resultado de la libación para extraer polen y néctar de sus flores entre otras especies dominantes como: roble (Quercus robur), variedades de brezo (Erica sp), castaño (Castanea sativa) y flora silvestre autóctona variada que añaden, a esta dulce composición floral, sustancias resinosas variables de especies arbustivas y que son recolectadas por las «pecoreadoras» de la colmena.

La especie más representativa es el roble; imponente árbol caduco de expesa capa que puede llegar a alcanzar los 40 mts de altura.

CARACTERÍSTICAS DE LA MIEL DE ROBLE

La miel natural de roble posee color ámbar oscuro muy intenso y dulce; sabor rotundo, penetrante y malteado que evoca una fascinante sensación a madera de ancestrales orígenes.

Su aroma es nítidamente intenso y persistente con tiznes malteados y acopiando sensaciones mentoladas ligeramente aromatizadas. Cristaliza escasamente, dando lugar a una miel profundamente densa.

La cosechan las abejas durante el final del verano dando una singular composición basada, fundamentalmente, en ricos mielatos procedentes de secreciones resinosas que exuda el roble como especie vegetal más representativa. En menor medida, el polen y el néctar de la flores de brezos, castaños y especies de porte bajo, aderezan esta exquisita y dulce mezcolanza montañesa de color oscuro.

EXCELENCIAS DE LA MIEL DE ROBLE

Al igual que el resto de nuestros productos de la colmena (mieles y derivados), hablamos de una miel natural tradicional de roble recolectada por nuestras abejas en zonas boscosas silvestres que poseen excelsas cualidades:

  • Cruda: no ha sido sometida a procesos de sobrecalentamiento (más de 40ºC) ni pasteurización, por lo cual, preserva inmaculadas todas sus vitaminas, nutrientes y encimas, así como sus cualidades organolépticas.
  • Exenta de procesos de filtrado: así conservamos todas las cualidades naturales de las especies vegetales de origen y obtenemos un producto de primera calidad.
  • Pura: La producen las abejas libando polen y néctar de flores silvestres y secreciones de plantas e insectos chupadores para proceder, después, a su transformación y almacenamiento en los panales del interior de la colmena. Es, por tanto, una miel 100% pura, que mantiene su grado de esencia natural en todo momento.
  • Sin azúcares añadidos: sólo contiene los azúcares naturales propios de una miel no adulterada, manteniéndose, tal y como la abeja la produce y la colmena.
  • Np homogeneizada: para que una miel mantenga todos sus atributos, en nuestro proceso se excluyen los mezclados de mieles naturales de distintas procedencias geográficas o florales. PORQUE NUESTRO OBJETIVO PERMANENTE ES MANTENER LA ESENCIA Y PUREZA DESDE SU PRIGEN HASTA EL PALADAR DEL CONSUMIDOR.

CONSEJOS DE USO

Las mieles naturales de roble recolectadas por nuestras abejas poseen cualidades únicas; de tal modo que es aconsejable consumirla directamente, saboreándola dentro de la boca el mayor tiempo posible antes de ingerirlas.

Para hacerlas más manejables en aquellos casos que se prefieran diluidas recomendamos, como mucho, calentar al «Baño María» a temperatura que NO SUPERE LOS 40ºC para evitar la pérdida de atributos.

OTRAS PROPIEDADES

La miel es antiinflamatoria, antioxidante, cicatrizante, expectorante y rica en minerales.

Además, siempre se ha utilizado en las cocinas más sanas y tradicionales pudiendo tomarla a cualquier hora y con otros complementos a los que aporta su esencia natural y tales como: infusiones, café, yogurt, cuajada, tostadas, dulces típicos………….además de cataplasmas para heridas de la piel.

ROBLE EN PLENA FLORACIÓN

Categoría: Etiqueta:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR